No vemos jamás las cosas tal cual son,
las vemos tal cual somos.

Anais Nin


jueves, 31 de julio de 2014

Preguntas






Si yo no hubiera sido....
¿qué sería en mi lugar?



Dulce María Loynaz





martes, 29 de julio de 2014

domingo, 27 de julio de 2014

Mirar a escondidas (Por supuesto hablo de mi)






 (…)

toda la pena salta a la mirada,

la incertidumbre salta a la mirada, 
la soledad sin nombre a la mirada,
la desnuda tristeza a la mirada,
y el asombro también, todo el asombro,
el cansancio del mundo, la agonía
de no saber por qué ni en qué camino
estamos…


Antonia Alvarez Alvarez




jueves, 17 de julio de 2014

Frió, mucho frío (Sueño de una noche de verano)


*
Me pido que me adopte alguien en Laponia…por favor… (Léase este por favor, con voz lastimera).
Hoy se podían freír huevos en las aceras…odio el verano, odio el calor…y odio, (Que me perdone el ecosistema, pero en días así, pierdo los papeles) odio no tener aire acondicionado….afortunadamente se que se me pasara….dentro de un par de meses….o más...












lunes, 14 de julio de 2014

Festa al carrer






























 






Atadura




Atadura: sujeción, ligadura, vínculo, enlace, amarre, amarradura, ligazón, unión, nudo, trinca, lazo, lazada, yugo, trabazón, traba, freno, impedimento, obstáculo






domingo, 13 de julio de 2014

viernes, 11 de julio de 2014

La feria

*

 

En toda mi vida solo he subido una vez a una noria de feria y cuando aquel mecanismo infernal acabo de dar vueltas y el feriante encargado de la atracción abrió la cadena de seguridad, me tuvieron que despegar de la barra central de la cabina a tirones, mis  extremidades se habían fundido con aquel asidero de metal, yo y la barra éramos uno, de manera, que era imposible distinguir donde acababa la barra y donde empezaba mis brazos y piernas…conseguir sacarme de allí fue realmente complicado, aun me entran sofocos solo de pensarlo….
Nunca me entusiasmaron los coches de choque, ni los caballitos, tampoco hacia buenas migas con las camas elásticas, ni con esas atracciones que dan vueltas sin parar y desde luego, nunca me gusto la noria…pero…me encantaba que llegase la feria a mi pueblo; cosa que hacía y sigue haciendo cuando llegan las fiestas patronales.
Que llegase la feria significaba que no había horarios, que estaba permitido vagabundear por la calle y el recinto ferial, que quizás a causa de las luces de colores y del estridente y constante sonido de las atracciones, los chicos parecían más guapos, más interesantes y mucho más accesibles, (El muchacho encargado de los coches de choque nos tenia loquitas a todas…pues no habremos pasado horas en los bancos de la atracción mirándolo hasta la extenuación). La noche era algo maravilloso y prometedor,donde las sobredosis de azucar nos parecía la antesala de lo prohibido. 
El algodón de azúcar era nuestra perdición y las manzanas de caramelo un pecado al que éramos incapaces de resistirnos; bolsas de cacao, de altramuces y chufas se mezclaban en los puestos con las panochas asadas, almendras garrapiñadas, caramelos, peladillas, barquillos y un montón de golosinas que se ofrecían como los más exquisitos manjares.
Esta semana son las fiestas en mi pueblo y si bien es cierto que el algodón de azúcar y las manzanas de caramelo ahora se exponen en los puestos ambulantes debidamente envueltas en bolsas de plástico, (órdenes estrictas de sanidad) y que los puestos de las antiguas golosinas son ahora casetas de pizzas y perritos calientes, la feria sigue teniendo algo que fascina a la gente.
A mí me trae infinitos recuerdos de una época en la que la vida era una aventura por descubrir y el futuro, algo tan lejano y borroso que apenas pensábamos en el, era sencillamente un tiempo de presentes.
 
 
 
 
 
 




















































































martes, 8 de julio de 2014

Estelas




Estela: Huella o recuerdo que deja cualquier cosa que pasa…


 






 

viernes, 27 de junio de 2014

jueves, 26 de junio de 2014

miércoles, 25 de junio de 2014

lunes, 26 de mayo de 2014

De náufragos y naufragios




El hambre (Eduardo Galeano)

 

Un sistema de desvinculo: El buey solo bien se lame.
El prójimo no es tu hermano, ni tu amante. El prójimo es un competidor, un enemigo, un obstáculo a saltar o una cosa para usar. El sistema, que no da de comer, tampoco da de amar: a muchos los condena el hambre de pan y a muchos más condena el hambre de abrazos.

 




Cosas que han pasado durante mi ausencia:
No he tenido tiempo de hacer fotografías.
La exposición de fotografías en la calle ha sido la bomba.
Necesito vacaciones urgentemente.
Me he caído por las escaleras, (Esto suele ser cíclico)
Ha sido mi cumpleaños….