No vemos jamás las cosas tal cual son,
las vemos tal cual somos.

Anais Nin


sábado, 19 de abril de 2014

mi barrio








 

Hace ya algunos meses y con alguna copa de más, (Tolero fatal el alcohol y lo que uno descarta como imposible cuando se encuentra sobrio, se convierte en realizable cuando ingiere el suficiente alcohol como para que se le nuble el juicio) tuvimos la descabellada idea de hacer algo difícil y al mismo tiempo un reto fantástico, una “Mostra de fotografies al carrer” en mi barrio.
Me repito, es dificilísimo, complicadísimo y absolutamente fantástico. Vivo en uno de los barrios más antiguos de mi pueblo, de esos que crecieron alrededor del casco antiguo para recibir a inmigrantes del interior, aunque mi caso no fue exactamente ese, las vueltas que da la vida hicieron que a pesar de ser hija, nieta, bisnieta y tataranieta de vecinos del pueblo, (De los del casco antiguo) acabase volviendo a vivir aquí, en el mismo sitio donde pase mi infancia y adolescencia.
El mío es un barrio viejo de pisos antiguos y destartalados de protección oficial, fincas tan viejas como yo conviven con otras nuevas de cuando la burbuja inmobiliaria, (pequeñas mini urbanizaciones con piscina y todo) pequeños comercios, muchos bares, colegios y guarderías, (Antes teníamos hasta cine) quioscos, verdulerías, carnicerías…se puede encontrar de casi todo si uno no es muy exigente sin salir de este pequeño ecosistema. Lo mejor de este sitio y lo que más me gusta es el ambiente, conoces a todo el mundo, te paran y te paras por la calle, sabes de las alegrías y de los males de casi todos, cuando nace o muere alguien, cuando se enamora la gente y cuando se desenamora….sobre todo, tienes la sensación de pertenecer a un lugar propio.
Uno de los principales problemas en el asunto de la mostra es, cómo no, el tema económico, lo que hace que agudizar el ingenio sea necesario, y mejor no hablar de todos los papeles, instancias y reuniones con el ayuntamiento para poder llevar a cabo el asunto, (Joderrrrrr, y eso que solo tienen que dar el permiso).
No se trata de hacer algo grande y espectacular, la intención es más sencilla, hacer que los vecinos no solo se sientan protagonistas, sino que lo sean; porque por si no lo han adivinado, el tema de la mostra al carrer es, cómo no, el barrio, su gente, sus comercios, su paisaje urbano.
Ando atacada de los nervios, haciendo expositores, pintándolos, recogiendo fotos, hablando con los comercios, (Que van a hacer de sala de exposición durante una semana) haciendo carteles, propagandas y mil historias más y sobre todo, con el miedo en el cuerpo de que esta descabellada idea no salga bien.

Cruzo los dedos y confió. Por si les apetece pinchen en el enlace y conocerán algunos de los vecinos y rincones de mi barrio.  

Pinchar aqui   Mi barrio 

soledades





Fragmento de “Cien años de soledad”

Gabriel García Márquez


“Recordando estas cosas mientras alistaban el baúl de José Arcadio, Úrsula se preguntaba si no era preferible acostarse de una vez en la sepultura y que le echaran la tierra encima, y le preguntaba a Dios, sin miedo, si de verdad creía que la gente estaba hecha de fierro para soportar tantas penas y mortificaciones; y preguntado y preguntado iba atizando su propia ofuscación, y sentía unos irreprimibles deseos de soltarse a despotricar como un forastero, y de permitirse por fin un instante de rebeldía, el instante tantas veces anhelado y tantas veces aplazado de meterse la resignación por el fundamento y cagarse de una vez en todo, y sacarse del corazón los infinitos montones de malas palabras que había tenido que atragantarse en todo un siglo de conformidad.


—¡Carajo! —gritó.

Amaranta, que empezaba a meter la ropa en el baúl, creyó que le había picado un alacrán.

—¿Dónde está? —preguntó Amaranta.

—¿Qué?

—¡El animal! —aclaró Amaranta.

Úrsula se puso un dedo en el corazón.

—Aquí —dijo.”






lunes, 14 de abril de 2014

viernes, 28 de febrero de 2014

Casi imposible




Diversos motivos y lamentablemente todos desafortunados, impidieron que este año pudiéramos celebrar la noche vieja. Por fin solucionados casi todos los incidentes, mañana me comeré las uvas en la mejor compañía que uno puede desear, mis mejores amigos.
Y como dice el refrán, “Nunca es tarde si la dicha es buena”
Por eso y a pesar del pequeño retraso, a los despistados que puedan pasar por aquí, les deseo lo mejor para este próximo año 2014.

(A falta de campanadas utilizaremos una sartén)



miércoles, 19 de febrero de 2014

lunes, 3 de febrero de 2014

sábado, 1 de febrero de 2014

viernes, 31 de enero de 2014

domingo, 26 de enero de 2014

jueves, 23 de enero de 2014

martes, 21 de enero de 2014

lunes, 20 de enero de 2014